Las Alcobas

Si buscamos en cualquier diccionario los diferentes sinónimos para referirnos a un dormitorio podremos encontrarnos que nos ofrece los siguientes resultados: habitación, cuarto, estancia, aposento, cámara, recámara, pieza, cuchitril y alcoba. Y es precisamente ese último del que explicaré, en esta ocasión, su curioso e histórico origen etimológico.

Como muchas de las palabras que empiezan con al- (equivalente al artículo ella en español), la palabra alcoba es de origen árabe [al-qubbah]. La segunda parte de la palabra -coba [qubbah] significa cúpula, por lo que en su origen, el término al-qubbah significaba literalmente «la cúpula».

En tiempos de la presencia musulmana en España muchas eran las construcciones que éstos hacían en el que una de las estancias tenía una cúpula. Ese lugar solía ser el destinado para los objetos más valiosos y sagrados.

Eran habitáculos espaciosos, con buena ventilación y fácil acceso, por lo que tras la reconquista y expulsión de los árabes por parte de los Reyes Católicos se tomaron esas edificaciones y sus nuevos inquilinos empezaron a utilizar esas estancias con cúpula (alcobas) como dormitorio principal, de ahí que haya llegado hasta nuestros días con tal significado y sigamos utilizando el término.

Nuestras amplias, preciosas, y acogedoras alcobas, dan cobijo a aquellas personas que, según los criterios de la dirección de la organización de La Casa Azul, merecen disfrutar de este especial beneficio como poyo a la realización de su actividad en nuestras instalaciones, cumpliendo las condiciones previamente establecidas según la naturaleza de cada proyecto y las circunstancias particulares de cada beneficiario concreto.